La Comunidad San Alfonso fue creada el 11 de Junio de 1982, cuando un grupo de Jóvenes de San Ramón nonato, (guiados por la Congregación del Santísimo Redentor) creímos que llevar la Buena Noticia a los mas carenciados (no sólo humildes, sino a todo aquel que necesita ser amado y comprendido, respetado y valorado), era una tarea que solo se podía hacer desde una etapa tan querida “la juventud”, que simboliza y sintetiza transparencia, solidaridad, fuerza y la creencia que todo es posible.

Entonces pensamos que juntos, una vez casados y viviendo en un lugar cercano, podríamos continuar misionando. Compramos así una hectárea y media para que, luego de fraccionarla, cada familia pudiera edificar su casa, formar su nuevo hogar y desarrollar nuestro proyecto, “ser Laicos al servicio de los más necesitados”.

El reloj y los años no se detuvieron para darnos tiempo a pensar, por eso mientras vivíamos comunitariamente, en nuestro propio lugar de trabajo pastoral construíamos nuestras viviendas. Formándonos desde la Fe, cuidando a nuestros hijos, realizando alguna acción extraordinaria para Semana Santa, Navidad, o partiendo a misionar en barrios carenciados siguiendo los pasos de Alfonso, si éramos requeridos por algún Sacerdote. Descubrimos la necesidad en nuestra provincia de un lugar de encuentro y formación espiritual, por eso comenzamos a edificar una Casa de Retiros Espirituales, con recursos provenientes de donaciones.