EL MAYUATO.
Por Karina García y Juan P. Juliá.

UBICACIÓN TAXONÓMICA:
Clase: Mammalia
Subclase: Theria_par Infraclase: Eutheria
Orden: Carnivora
Familia: Procyionidae
Procyon cancrivorus (Cuvier, 1798)

NOMBRES VULGARES: Osito lavador, mapache cangrejero; mayuato, mayoato (Quichua, Bolivia Noroeste Argentino); aguará popé, mboeta, guaxini, guachinini (Guaraní, Paraguay, Bolivia y Noreste Argentino); zorro cangrejero (Venezuela); zorrino (Bolivia); gato mangletero (Panamá); ratón laveur (Guyana Francesa); wasbeer, krabdagoe (Surinam); jaguaracambé, jaguara cambebá, mao pellada (Brasil).

NOMBRE ESTANDARIZADO EN INGLÉS: Crab eating racoom.

DESCRIPCIÓN: Los osos lavadores, al igual que la mayoría de los prociónidos, comprenden varias especies que se caracterizan por sus cuerpos rechonchos, con cabezas anchas y redondeadas y una característica mancha en forma de antifaz en la cara. La cola del mayoato es larga y posee anillos negros muy visibles. El pelaje es más corto que el de su pariente de América del Norte (Procyon lotor) y se reduce aún más en la cabeza y extremidades. La coloración es en líneas generales grisácea los pelos son de un color de amarillo a bayo con las puntas negras. Las orejas son de color blanquecino, mientras que las patas son negras o marrón oscuro. Las extremidades anteriores del mayoato son más cortas que las posteriores por lo que la grupa se observa más elevada que los hombros. Las manos poseen 5 dedos separados y sin pelos, al caminar asientan casi toda la planta y palma dejando una huella característica que recuerda a la mano de un niño. Los dedos son muy móviles lo que le permite utilizarlos con casi la misma destreza que los monos, siendo este factor muy importante para la obtención y manipulación del alimento.

MEDIDAS: Altura hasta la cruz: 228 – 304 mm. Largo de cabeza y cuerpo 415 - 700 mm. Largo cola 200 - 405 mm. Peso: 2 a 15 kg. Fórmula dentaria: I 3/3, C 1/1, P 4/4, M 2/2.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA: Su distribución abarca desde el este de Costa Rica y Sur de Panamá ocupando la mayor parte de Sudamérica Hasta el Norte Argentino y Uruguay. En Argentina el mayoato se encuentra en el centro y este de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca, así como en las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y probablemente en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

BIOLOGÍA: El mayoato se encuentra asociado a una gran diversidad de hábitats a lo largo de su área de distribución, sin embargo un factor común a todos ellos es la presencia de cuerpos de agua, sean permanentes o temporarios, en donde este obtiene la mayor parte de su alimento.

Por lo que, en las áreas donde habita, su presencia está siempre relacionada las orillas de ríos, arroyos, pantanos, esteros y playas. Dado que para atrapar sus presas el mayoato debe sumergir su cabeza en el agua y muchas veces las manipula con sus miembros anteriores, es que recibe el nombre de osito lavador. El mayoato es un animal de hábitos nocturnos, aunque también se lo observa de día. Es un animal solitario que suele refugiarse en huecos de árboles, grietas de rocas, madrigueras de otros animales y obras humanas abandonadas, siempre cerca de cursos de agua.

La dieta del mayoato, como la mayor parte de su biología, es poco conocida; sin embargo se sabe que se alimenta de cangrejos, moluscos, insectos, tortugas jóvenes y frutos a los que probablemente se sumen anfibios, peces y aves. También aprovecha los cultivos humanos en donde se alimenta de espigas de mijo y caña de azúcar. Aunque no se lo considera un animal dañino puede ocasionalmente atacar aves de corral. Aparentemente los nacimientos de las crías ocurrirían en otoño e invierno, luego de un período de gestación de unos 63 días. El número de crías varía de 2 a 4. En la Reserva Universitaria Sierra de San Javier (UNT) en la provincia de Tucumán se ha observado evidencias de una sola cría por hembra.

ESTATUS: A pesar de lo poco que se conoce de esta especie se la considera en la categoría (UICN) de Riesgo Bajo preocupación menor. Este animal no es perseguido por el hombre y se mostraría tolerante a cierto grado de alteración a su hábitat provocado por este.