Yerba Buena Virtual

 
 

 

 
     
       
 

Casa Saleme

Casa Christie

   

Fotos: Gonzalo Graña Velasco

Texto: Gonzalo Graña Velasco y Arq. Mónica Ferrari

Casa Graña
Av. Aconquija y San Martín

Fue diseñada, a principios de la década del ´40, por el arquitecto Manuel Luis Graña (1916-1990), hijo del arquitecto José Graña, para su suegro Salvador Sollazzo (1895-1952), fundador de la empresa constructora Sollazzo Hnos. S.A. quien quería un "villino" o pequeña villa italiana, como casa de fin de semana y fue quien sugirió, iniciadas las obras, el techo a cuatro aguas de suave pendiente. Sollazzo había adquirido el terreno en la década del ´20 con una casa primitiva de una planta e hizo colocar las palmeras, que todavía existen, y enriqueció el jardín con especies exóticas para esa época en la Provincia: Magnolias Fuscatti, Camelias dobles, Cedros del líbano y Mangos Reales de Bengala, entre otros.

Al fallecer Sollazzo, en 1952, la casa pasa a una de sus hijas, Dora Sollazzo, casada con el autor del proyecto y toma carácter de residencia permanente. Graña modifica y agranda hacia el oeste el ala destinada al personal de servicio (hoy desaparecida) y enriquece el jardín con otras especies. En la década del ´90 la casa es incorporada al Patrimonio Arquitectónico de la Municipalidad de Yerba Buena.

La casa, originalmente, estaba en medio de un terreno de 5.000 metros cuadrados (media manzana). La parte trasera del jardín, que hoy ocupa otra vivienda, tenía salida por la calle Pringles (la paralela a Aconquija hacia la Iglesia) y en su extremo sudoeste se ubicaba el área recreativa y la pileta de natación.

Antes de la construcción de los locales comerciales que le quitaron todo el esplendor a los jardines frontales, la casa poseía un acceso fuertemente jerarquizado por una avenida formada por las antiguas palmeras que le conferían una axialidad e imponencia por la altura de éstas.

Exteriormente presenta características del chalet californiano combinados con elementos de la estilística pintoresquista: planta asimétrica, techos de tejas con poca pendiente y muros revocados. Posee un balcón netamente español, más precisamente originario de las Islas Canarias, muy común en el norte argentino, caracterizado por una estructura en base a ménsulas de madera y detalles de molduras.

La loggia a la italiana, se incorpora en el volumen donde se sitúa el acceso principal, se observa con mayor detalle el balcón español.

La planta se organiza según la tipología inglesa: el sector de la familia netamente separado del servicio doméstico que se une a la vivienda principal a través de ancha galería que se hace terraza en la planta alta.
Una escalera en forma de "L" actúa como el corazón de la composición, alrededor de ella se organizan los locales sociales.


Parte de este material fue desarrollado por la Arq. Mónica Ferrari sobre la base de su tesis de Magister en Historia de la Arquitectura y del Urbanismo Latinoamericanos. Instituto de Historia. Facultad de Arquitectura y Urbanismo. Universidad Nacional de Tucumán. CONICET