Yerba Buena Virtual

 
 

 

 
     
       
 

El Agua: desde el cielo a su casa

   

Fotos y textos: Yerba Buena Virtual

 

En Yerba Buena consumimos agua de pozo de muy buena calidad

La mayor parte del agua utilizada en los domicilios de Yerba Buena proviene de pozos. Los pozos son perforaciones que permiten obtener agua de la napas (ríos subterráneos) y elavarla a la superficie gracias a la utilización de bombas eléctricas. Los pozos de Yerba Buena toman el agua de napas que se encuentran a una profundad de entre 80 y 90 metros, lejos de los focos de contaminación.

Algunos pozos cuentan con tanques o cisternas de depósito, lo que permite el almacenamiento de agua, sin embargo la mayoría deriva el agua directamente a las cañerías de distribución.

Las bombas utilizadas para elavar el agua a la superficie, funcionan a electricidad con corriente trifásica por lo que la falta de servicio en una de las fases basta para imposibilitar su funcionamiento y, por lo tanto, la extracción y distribución normal del agua. Esto es importante destacar porque, en algunos casos, los vecinos pueden tener electricidad en sus casas y, sin embargo, no está en servicio la bomba del pozo correspondiente al barrio por falta de servicio en otra fase y, por lo tanto, no tener agua en sus domicilios.

La calidad del agua es muy buena por la profundiad de los pozos, todos tienen un dosificador de cloro para asegurar su potabilidad. Los dosificadores administran la cantidad de cloro en función del caudal para mantener una relación correcta. Es necesario remarcar que la acción del cloro va disminuyendo a medida que el agua se aleja de su origen y es por ello que el cálculo de la cantidad de cloro se realiza en función de las mayores distancias que deberá recorrer el agua. Por ello el agua tendrá mayor porcentaje de cloración en los domicilios cercanos a los pozos.

Yerba Buena cuenta con 24 pozos en actividad. Los que mayor caudal producen son los pozos ubicados en Entre Ríos y Francia y Brasil y Bascary con aproximadamente 175 metros cúbicos por hora.